CONTROL Y GESTIÓN DE LOS EQUIPOS DE MEDICIÓN

Tanto en la norma ISO 9001:2008 como en su actualización en su versión del 2015, es un requisito el control y gestión de los equipos de medición. No hay cambios significativos de una versión a la otra, excepto alguna sustitución de denominación para los mismos conceptos desarrollados. En esta publicación, os indicaré cómo debéis hacerlo para garantizar un exhaustivo control y una buena gestión de estos recursos.

En muchas empresas el correcto uso de los equipos de medición, comporta una mejora en la calidad de sus productos y/o servicios; y, por lo tanto, influye considerablemente en el resultado final y en la satisfacción del cliente.

Es muy común, que las empresas que disponen de equipos de medición deban según su propia normativa y/o legislación implantar la norma UNE EN ISO/IEC 17025 sobre la gestión de laboratorios de ensayo y de calibración; aunque nos podemos encontrar organizaciones, como por ejemplo, empresas constructoras, que tienen entre sus recursos, equipos de medición para desarrollar su actividad, y no necesariamente disponen de un laboratorio de ensayos.

Si analizamos los requisitos de la norma ISO 9001, respecto al control y la gestión de los equipos debemos:

  • Identificarlos: realizar un inventario indicando sus características técnicas y descripción.
  • Verificar la conformidad con los requisitos del producto: analizar si su uso es adecuado para la realización de un determinado ensayo, producto… analizando los parámetros de medida y la precisión e incertidumbre del equipo.
  • Conservar la información documentada de dichos equipos como prueba de aptitud: Manual de calidad, garantías, certificados de calibración, mantenimiento y verificación.
  • Se deberá analizar la naturaleza de cada uno de los equipos y los parámetros a controlar y establecer un calendario anual de calibración, verificación y mantenimiento para garantizar su correcto estado y la trazabilidad con patrones certificados. Antes de utilizarlos por primera vez se deberá realizar una operación concreta para garantizar su correcta funcionalidad.

La organización se debe comprometer a proporcionar los equipos (recursos) necesarios y adecuados para el desarrollo del proceso y garantizar la calidad del producto/servicio final. ¿Cómo podemos hacerlo de una forma sencilla? Los diferentes puntos anteriores se pueden controlar en una sencilla tabla actualizable (como puede ser en el programa Microsoft Excel o equivalente). Los campos que deberíais incorporar son los siguientes:

  • Código de identificación: es un código asignado por vosotros, puede ser simplemente un número correlativo, o con un criterio concreto. Lo importante es que sea fácil de localizar y que sea único para un equipo concreto.
  • Descripción del equipo
  • Parámetros de medida
  • Precisión e incertidumbre del equipo
  • Tolerancia máxima aceptable para el proceso productivo.
  • Manual de calidad: si o no
  • Operación a realizar: Calibración externa, calibración interna, verificación y/o mantenimiento.
  • Código del certificado de calibración, verificación y/o mantenimiento.
  • Resultado de la operación realizada.
  • Fecha de realización de la última operación
  • Fecha de realización de la próxima operación
  • Estado del equipo: operativo, en reparación, fuera de uso, cedido a una segunda empresa…

Es importante que los diferentes equipos, tengan toda la información actualizada en el listado y dispongan de una etiqueta identificativa, incluyendo el código, la descripción, la fecha de la última operación realizada y la siguiente. En el caso de calibraciones externas, deberéis indicar a los laboratorios que las realizan, a qué código corresponde el equipo, de tal manera que os lo pondrán tanto en los correspondientes certificados, como en las etiquetas que os faciliten.

Un punto importante, para determinar si un equipo es apto o no para ser utilizado en el proceso, es analizar su rango de precisión e incertidumbre. Con esto quiero decir, un equipo puede funcionar correctamente pero puede no cumplir con los requisitos que necesitamos para garantizar la calidad del proceso porque la medición esté fuera del rango óptimo del equipo. Por lo tanto, este equipo quedaría fuera de uso en nuestro proceso. En el cuadro de referencia debemos indicar la tolerancia máxima aceptable, para poder analizar si el equipo es adecuado o no.

A parte de rellenar para cada equipo toda esta información, deberéis tener archivados todos los certificados originales de las diferentes operaciones realizadas, así como el análisis del técnico de la empresa que da el visto bueno para su utilización en el proceso productivo. A veces es suficiente con una firma por su parte en el certificado. Podéis escanearlos, para facilitar su consulta, aunque deberéis guardar los originales, ya que es lo que os pedirán en las auditorias.

Soy Química. Dispongo de amplia experiencia en la gestión de sistemas así como en la Dirección de un laboratorio. Actualmente compagino ser docente en la Universidad con el de asesor de calidad

ACEPTO
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información 'AQUÍ'.
Revista Nueva Gerencia
Revista Nueva Gerencia
Registrar una cuenta nueva
Rehacer contraseña

¡Suscríbete a nuestro boletín!

Recibe en tu buzón de correo las ultimas actualizaciones y noticias de nuestra revista además de promociones especiales para ti.

  • Consejos y experiencias de Gestión empresarial
  • Información y actualizaciones de las Normas ISO
  • Temas para empresas, negocios y emprendedores
  • Tendencias, Marketing, Redes Sociales, tecnología, innovación
  • Formación profesional, cursos y seminarios
Cerrar esta ventana

Completa el formulario para suscribirte al Newsletter

Tus datos no serán compartidos ni publicados