Crecimiento personalEmprendedoresGestión del cambioLiderazgoNegocios y empresasVentas

Entusiasmo en tiempos de crisis, ¿Es posible mantenerlo?

Estamos viviendo unos tiempos en los que ser optimistas, mantener la alegría y el entusiasmo ante las dificultades económicas y familiares, y estar de buen humor a lo largo de la jornada, resulta difícil para muchos de nosotros. Algunas personas suelen definir esto como tiempos de CRISIS.

Sin embargo Jim Wolfensoun, Presidente del Banco Mundial de 1995 a 2005 dijo que:

“Las crisis nos hacen más inteligentes, nos obligan a dar solución a problemas que sabíamos que existían, pero no podíamos resolver por estar demasiado ocupados.”

Albert Eisten dijo en una oportunidad,

“la crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia, como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias”

Por tal motivo no debemos dejarnos caer ante la crisis, en vez de esto, trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla.

¿Qué podemos hacer ante la CRISIS?

¡Debemos mantenernos entusiasmados!

El entusiasmo es un valor intangible y que pocas veces se considera como una virtud tangible. No obstante, los resultados son fácilmente demostrables.

No nos podemos imaginar a un atleta batiendo su propio record personal o a un alpinista llegando a lo alto de la cima sin tener entusiasmo. Lo mismo sucede en la vida cotidiana, sin entusiasmo no podremos superarnos a nosotros mismos y difícilmente podremos obtener éxito en lo que hagamos.

En realidad todos nacemos con una buena dosis de entusiasmo, pero, lamentablemente, en muchos casos va poco a poco disminuyendo hasta incluso llegar a desaparecer. Pocos niños tienen a su alrededor personas que emplean palabras de aliento y aprobación, y con el paso del tiempo este número suele ir reduciéndose aún más, y la persona se va conformando con lo que tiene y con lo que hace.

Sin embargo, el potencial que todos tenemos es inmenso y está a nuestra disposición en cuanto queramos y nos dispongamos a ello. El resultado de lo que hagamos será directamente proporcional al entusiasmo desplegado. Qué difícil es ver un fracaso rodeado de entusiasmo.

Una persona apática difícilmente contará con la ayuda de los demás, pero el entusiasmo es un gran aliado de la sociabilidad, la amistad y la seducción.

El entusiasmo infunde seguridad a quien la ejerce y confianza a quien la observa, e indica aptitud y personalidad. Es una muestra de excelencia y generosidad.

Pasos para lograr ser entusiasta en tiempos de CRISIS:

–          Sonriamos con frecuencia y se pondrán en marcha los activadores del entusiasmo, la sonrisa es motivadora y muy eficaz para evitar el enojo, uno de los peores enemigos del éxito.

–          Tratemos de conocer a los demás y mostrar interés hacia ellos. El mundo está lleno de personas estupendas. Busquemos nuevas y enriquecedoras relaciones.

–          Tengamos el deseo de emprender nuevos objetivos. La vida es maravillosa.

–          Todo cuanto nos rodea es alentador (naturaleza, aire, cielo, el sol, etc.); pero verlo depende de nosotros, busquemos el lado bueno de las cosas.

–          Todo lo que necesitamos esta en nosotros. Para que buscar fuera lo que está dentro.

–          Hagamos cosas nuevas: estudios, hábitos, viajes. El esfuerzo por mejorar y aprender genera entusiasmo.

–          Hagamos lo que nos gusta hacer. Hagamos un reto de todo lo que hagamos. El desafío es la clave del entusiasmo

–          Hay que transformar el trabajo en diversión y repartir alegría. No hay nada más triste y desmotivador que hacer un trabajo que no nos llena. Pero, por el contrario una labor con la que disfrutamos y nos entusiasmamos, puede ser una de las experiencias vitales más gratificantes que puedan existir. Cuando estamos inmersos en un trabajo que nos emociona realmente no importa el esfuerzo, ni el tiempo.

En conclusión el entusiasmo es un valor que en tiempos de CRISIS nos ayuda a ver las oportunidades y tomarlas. Definitivamente quien supera la crisis se supera a sí mismo. Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones.

Disfruta la vida con mucha FE y esperanza, y sobretodo ¡Mantente Entusiasmado!

7.5 Putuacion total
¿Estuvo bueno este artículo?

Dinos cuanto, comparte tu opinion.

Rating del usuario 4.16 (20 votos)

Experto en Gestión Empresarial. Presidente TecniGerencia. Fundador Red Internacional ISO Expertos. Representante del ERCA (European Register of Certificated Auditors).

ACEPTO
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información 'AQUÍ'.
Revista Nueva Gerencia
Revista Nueva Gerencia
Registrar una cuenta nueva
Rehacer contraseña