Los principios de la calidad de la Norma ISO 9001

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Soplan aires de cambio en los sistemas de gestión y debemos adaptarnos a ellos si no queremos perder el norte. No es novedoso y a nadie le pillará desprevenido ya que llevamos hablando de ello todo el anterior año y tomará un alto protagonismo en este año 2015 pero el hecho de que varias normas estén en revisión tiene una gran relevancia debido al alcance, importancia y extensión de los cambios que ya podemos ir intuyendo gracias a la información que hemos ido conociendo en los distintos pasos de la revisión.

Debemos destacar que la Norma ISO 9001, está marcada por variadas innovaciones, entre ellas:

– la adopción de una estructura de alto nivel.

– un acercamiento a las empresas del sector servicios y a sus necesidades.

– una marcada flexibilidad en varios puntos como, por ejemplo, en la documentación.

– la aparición, en un puesto relevante, de la Gestión de Riesgos.

– y la adopción de un concepto de norma preventiva en sí misma.

Aunque este es un tema muy extenso no es el objeto de este artículo hablar de la norma ISO 9001 de una forma general, si no centrarnos en un punto que ha sido revisado y que también es relevante, aunque no sea tratado de forma habitual: los principios de la calidad. Estos principios aportan su granito de arena a la norma y han sido actualizados junto con ella por los expertos internacionales que forman parte del Comité Técnico ISO/TC 176.

Los 7 principios que aparecen en la norma ISO 9001:2015 son:

1.- Enfoque al cliente: en este principio se pone énfasis en la necesidad de dar la importancia debida al cliente y que las acciones de la organización ayuden a que se alcance la fidelización de este, así como de aquellas personas que puedan estar interesadas.

2.- Liderazgo: la importancia del líder es clara y en este principio se indica que esta figura debe generar y potenciar la implicación de todo el personal en la empresa, entre otras actividades, convirtiéndose en un elemento esencial del sistema de gestión de la calidad revisado.

3.- Participación del personal: la norma considera que para crear valor se hace necesario que el personal esté involucrado en la organización, así como que sea competente en las actividades que realiza y así lo expresa en este principio.

4.- Enfoque basado en procesos: lo más seguro que este principio no sea desconocido para todos los profesionales y para las empresas que tienen una relación más o menos cercana con los sistemas de gestión, pero con la revisión de esta norma se vuelve a poner la relevancia en la necesidad de entender las actividades que realiza la empresa como procesos interrelacionados que permiten alcanzar los objetivos marcados.

5.- Mejora: otro elemento de sobra conocido pero al que también hay que dar su relevancia como unos de los siete principios es la mejora continua. Se establece como un elemento esencial para mantener el nivel de desempeño en la organización, adaptarse a los cambios del mercado y crear situaciones que permitan que la empresa aproveche las oportunidades que puedan aparecer tanto en el presente como en el futuro.

6.- Toma de decisiones basada en la evidencia: es decir, la importancia de la medición y de los datos recopilados para tomar las decisiones correctas y que aporten soluciones eficaces se hace evidente y toma relevancia en este principio.

7.- Gestión de las relaciones: por último no debemos olvidar que sobre la empresa también tienen influencia las distintas partes interesadas y por lo tanto no se les puede quitar su relevancia y deben ser tenidas en cuenta para el sistema de gestión de la calidad.

Estos 7 principios se encuentra en la base de la Norma ISO 9001, influyen en muchos de sus conceptos y, aunque se encuentran un poco en la sombra y normalmente no sean valorados de forma extensa, pasando a los distintos capítulos de la norma, no podemos quitarle su importancia. Debemos comprender la base sobre la que se sustenta la norma y que los cambios que en esta base se realizan tienen influencia y repercuten en todo el sistema de gestión de la calidad.

Tenemos que tener muy presente, como decía al principio del artículo, que si no nos adaptamos a los aires de cambio nos acabará derribando o nos llevará a una deriva de la que es muy difícil salir. Además, y por último, tener en cuenta los cambios que se van a producir, estar prevenidos y realizar los pasos que nos permitan adaptarnos a ellos nos coloca un paso por delante de otras empresas de la competencia y permite que la empresa realice mejor y más eficazmente la transición.

También te pueden interesar otros artículos muy interesantes los cuales están asociados a estos temas y son escritos por la misma autora:

ISO 27001: Novedades de la revisión  

– Dos aspectos clave de la revisión de la Norma ISO 9001 

Norma ISO 14001: 7 aspectos clave de la revisión 

 

7.5 Puntaje total
¿Te ha gustado este artículo?

Compártelo con tus amigos